sábado, 6 de junio de 2015

131º-40 aniversario del álbum Horizon-




Elegante, atemporalmente perfecto y muy por delante de su tiempo para poder ser plenamente apreciado. Horizon es la culminación de la ilustre carrera de The Carpenters y en cierto modo, el principio del fin de la misma.

En el momento en que 1973 había terminado, Karen y Richard habían dejado permanentemente su huella en la escena de la música estadounidense y en la internacional también. Entre el éxito de ventas reflejado en las listas de éxitos del álbum Now and Then y The Singles 1969-1973, los éxitos clamorosos de Yesterday Once More y Top Of The World, The Carpenters fueron abrazados por aficionados a la música de todo el mundo. El año siguiente fue una continuación de este éxito espectacular unido a una gira de gran éxito. Sin embargo, el éxito de este año se pagó a un alto precio.

Una remezcla de I Won't Last A Day Without You escaló al Top Ten únicamente empujada por el impulso de sus predecesores. Su lanzamiento confirmó que había una falta de creatividad en el dúo por aquellos momentos. En su defensa, es obvio que nadie más podría haber mantenido el ritmo que habían establecido para sí mismos. Sin embargo, ¿qué razón había en la toma de una canción de 1972- de un viejo álbum, y soló una sola a mediados de 1974?.

Sus próximos dos lanzamientos vagamente confirmaron la mala racha creativa: Richard y Karen prepararon una toma única de Santa Claus is Coming to Town manteniendo al menos la tensión y el interés hasta la salida de un proyecto para la Navidad próxima. Además, sacaron un remake de Please Mr. Postman como su último single del año.




A finales de enero 1975, esa canción era de hecho un éxito número uno en todo el mundo. ¿Lo que vendría después?, la respuesta fue una canción que muchos fans consideran entre lo mejor posible:
Olny Yesterday, en la que John Bettis participó activamente.





La historia musical nos enseña invariablemente que un nuevo single significa que probablemente a este le va a seguir un nuevo álbum, y efectivamente el 6 de junio de 1975 hacía su aparición en el mercado Horizon, el séptimo disco del fenomenal dúo si contamos también Singles: 1969-1973.

Richard Carpenter:

La grabación del nuevo álbum no comenzó hasta finales de 1974. Dió como resultado "Horizon", publicado el 6 de junio 1975, difería de los álbumes anteriores, sobre todo por el alto valor de su producción. Por este tiempo, los estudios A & M Estudios tenía 24 pistas de grabación. (Por el contrario, el disco "Ofrenda", Offering tenía 8 pistas y los cuatro siguientes se grabaron en 16; ¡las muchas voces sobregrabadas ocuparon un montón de pistas!) Las pistas adicionales nos permitieron grabar el piano acústico, tambores etc. en estéreo. Estoy particularmente orgulloso de “I Can Dream Can't I que cuenta con un hermoso arreglo por el veterano Billy May, hecho al estilo de los '40s También debo mencionar que irónicamente, aunque Karen ahora estaba sufriendo con la anorexia nerviosa, ella nunca había tenido un registro vocal mejor que el que muestra en esta grabación.
































Este sexto disco de estudio del dúo aparecido en 1975 parece estar dispuesto a explorar las emociones tristes en la mayoría de sus canciones, con algunas canciones alegres que aparecen casi como una ocurrencia tardía o algo anecdótico. No se comprende bien como un disco que atesora semejante calidad significó en su momento el declive del éxito comercial de los hermanos, pero así sucedió. con la voz de tono perfecto y doloroso de Karen Carpenter a la vez que más dulce e hiriente que nunca, es toda una experiencia para los oídos, y demuestra que la cantante estaba creciendo artísticamente y en lo musical. "Aurora" es un corte que establece el ambiente del álbum. "Crepúsculo", una continuación de la melodía y el tema, aparece más tarde en el mismo. Las “covers” "Desperado" y "Please Mr. Postman", No añaden nada nuevo a las pistas, pero muestran la gran versatilidad vocal de la extraordinaria cantante. Una toma de "I Can Dream, can't I?" fue co-organizada y orquestada por el legendario Billy May. La pista, a pesar del arreglo vocal deprimente, tiene la empatía y el tono de la Carpenter con su clara sonoridad. Otra versión del tema "Solitaire", escrita por Neil Sedaka y Phil Cody, es melodramática, pero un gran partido para la voz de Karen. Las composiciones originales que incluye el álbum incluyen "Estoy atrapado entre el adiós y el te amo”, suena verdaderamente magistral en la voz de ese Ángel nacido en New Haven, Connecticut. Horizonte obtiene su fuerza de fuertes valores de producción y, por supuesto, los regalos singulares de Karen Carpenter como intérprete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada